Respuesta a la duda: No sé que cantar.

Bien, hoy después de mucho tiempo escribo de nuevo. Antes que nada quiero agradecerles a todos y todas por los comentarios tan bellos que recibo todos los días, sobre lo bien que les ha hecho este blog. Les recuerdo que este blog nació porque yo misma he aprendido mucho a través del material de internet y en agradecimiento a lo que he recibido publico algo con lo que yo pueda ayudarles también. Así hacemos internet un medio para alabar a Dios y santificarlo de alguna manera.

Bien, ahora, como dice el post, esto se trata de una duda que comentaron en el blog. Qué cantar. Bien, ya sabemos que cuando elegimos los cantos, nuestra primera herramienta es el misal, lemos las lecturas del día en cuentión y si tenemos algún canto en el repertorio que hable de ellas, pues entonces lo cantamos. Eso se llama cantar “evangélicamente”, es decir, cantamos de acuerdo al Evangelio.

Bien, pues resulta que a veces las lecturas no concuerdan con ningún canto, pero hay alguna fiesta en la comunidad, en la diócesis, o nacional, como bien puede ser la fiesta de algún santo, de la virgen santa o el día de la sagrada familia, un tiempo litúrgico como adviento o pascua, en fin, entonces cantamos de acuerdo a la fiesta, de acuerdo al tiempo, acomodando el canto en donde se pueda cantar: el canto mariano de salida, el canto del santo patrono pudiera ser entrada también, en fin. Entonces el canto se vuelve digamos que “contextual” de acuerdo al entorno en el que se celebra la Eucaristía.

En otra ocasión, ni hay fiesta o solemnidad, ni concuerda con el Evangelio, nada. Ahí la pregunta surge… ¿qué puedo cantar? Entonces se aplican los conocimientos del Ministro de Música. ¡Ahí nos damos cuenta de quién estudió hermanos! No se trata de poner cualquier canto en la liturgia. Y es que en este caso ya no tenemos pistas que nos ayuden, ni la solemnidad ni el Evangelio.

Recordemos que fundamentalmente hablando, el canto ha de ser litúrgico, es decir, (lo que ya sabemos, pero lo repetimos hasta el cansancio para que no se nos olvide), no podemos cantar cualquier cosa en la santa misa. Dicho esto, nos vamos al fundamento de cada momento que vamos a acompañar:

SE ACOMPAÑAN LOS MOMENTOS PROCESIONALES DE LA MISA: ENTRADA, OFERTORIO, COMUNION, SALIDA.

Cada procesión es un momento diferente, así, escoge para la entrada un canto que hable de caminar hacia el altar, de que inicia la celebración, que avive en la comunidad el deseo de celebrar juntos un memorial del sacrificio de nuestro salvador. El canto de ofertorio, que hable de presentar las ofrendas, los dones, que se convertirán en Cuerpo y Sangre de Cristo. El canto de comunión que hable de que comeremos juntos el pan de la vida, de que, tanto juntos, unidos, comulgamos, como cada uno en lo individual y personal. El canto de salida debe hablar del compromiso posterior de vivir lo que hemos celebrado en la misa.

Así, ya sabemos que, los cantos de renovación, los cantos de evangelización, están de lado en la misa. Nos apegamos a musicalizar de acuerdo al momento procesional. Con eso, la gente que celebre con nosotros y nos escuche cantar, guiará sus pensamientos y se concentrará en los que está viviendo, momento a momento. Para eso estamos hermanos Ministros, no se nos olvide que nosotros SOMOS PUENTE ENTRE EL SACERDOTE Y EL PUEBLO. Nuestra labor es importante para hacer que el presidente, el sacerdote, logre tocar corazones, mover voluntades y conquistar almas para el reino del que vive por siempre: Dios.

Aunque esta duda pareciera simple no lo es. Tener esta duda significa que nos falta ahondar en la formación. Por favor, te recomiendo que hagas click aquí y el enlace te llevará al Curso de Coros de mi diócesis. Lee, aprende y aplica. Jesús estará muy felíz de verte preparándote para el servicio en su honor.

Y como siempre, que Dios amor los bendiga en abundancia en talentos, los libre de toda vanidad y los haga fuertes para defender la Liturgia, siempre y en todo lugar. Amén. :)

Como el ciervo al agua va

Me da mucho gusto postear esta partitura que es básica dentro del repertorio de todo coro que se precie de serlo. Nos puede servir como canto de entrada para las celebraciones de bautismo, además de ser tomada la letra de la misma Palabra de Dios, pues pertenece a dos salmos, lo cual la hace litúrgica por excelencia. La música es de Mejía.

Investiguemos y corroboremos nuestros cantos. Chequemos que los sabemos como debe ser!

Esto sale a colación por algo que me  pasó recientemente. Después de cantar en misa de primera comunión, el sacerdote se me acercó y me felicitó por la música, pero me dijo que no había cantado bien la canción de comunión “Jesús amigo”. Creo que me puse verde, amarilla, azul y morada después del comentario! Pues es que según yo estaba bien!

En fin, acepté la opinión y le pregunté entonces con toda humildad si el disponía de la partitura original de la canción para que yo pudiera superar mi error, a lo que él me respondió que no, pero que eso no importaba porque él la conocía y difería en algunos acordes de lo que yo toqué. Se veía tan seguro.  Además me dijo que no tenía tiempo porque si no, hasta la checabamos ahí mismo. :S  Me retiré desconcertada porque había recibido una lanzada directo al corazón… ¿acaso estaba yo cometiendo un error sin saberlo? ¿Cantaba llena de emoción en la comunión sin sospechar siquiera que estaba haciendo el ridículo? No… esto no podía quedarse así.

Y no se quedó así. He investigado por todos los medios posibles y aunque no he encontrado una partitura, he escuchado y visto audios y videos en cantidad suficiente para comparar lo que canto a lo que cantan en varias partes de latinoamérica. El resultado de mi investigación: canto lo mismo, en un ritmo similar, con la melodía idéntica, salvo por un ajuste de tono. La médula es la misma. No he encontrado ninguna versión que apoye lo que me dijo aquél sacerdote, pero no cancela totalmente su existencia. Desgraciadamente una fuente tan fidedigna como una partitura no existe. Así que lo tomo como un empate, no incurro en ningún error porque no se puede demostrar lo contrario. Basta por el momento.

Bien, pues de esto sale un consejo para todos nosotros. INVESTIGACION ES COMPROBACION.

Suele suceder que escuchamos por ahí a algun hermano cantar algo hermoso y lo aprendamos a su estilo. Pero… ¿nos hemos tomado el trabajo de investigar por ahí la letra y la melodía? ¿Aprendemos de las partituras o de lo que ha cantado la comunidad porque así lo cantaba doña chonita, la viejita que no se movía del templo? ¿Verificamos si esta bien lo que escuchamos?

Puede pasar que este hermano ficticio le haya cambiado el ritmo al canto, lo haya hecho más lento o más rápido, que le haya puesto voces hasta olvidarse de la primera voz, cambiado los instrumentos porque no sabía tocar guitarra y tiene solo un teclado, etc… Si no sabemos esto, si no investigamos, caemos entonces en el pecado de ignorancia permitida, nos estamos permitiendo tocar y cantar en la iglesia sin conocer lo que estamos cantando. Y lo peor de este pecado no acaba ahí. Todos los que nos escuchen cantar erróneamente aprenderán la canción erróneamente y no como debe ser… le robamos a la obra musical su belleza original y el círculo vicioso continuará hasta que la música litúrgica sea una tonada caricaturesca y malhecha en la poca memoria de quienes no hemos tenido la intención de investigar, de invertir un poco de tiempo para aprender las canciones lo mejor posible.

Sí. Estamos hablando del fin. Aunque suene dramático. Si eres como yo y te preocupa verdaderamente la música litúrgica, leer esto te ha dado miedo. A mí también. Por eso, elevo una oración a Dios todopoderoso, nos permita ser humildes y responsables, comprometidos con el ministerio de la música y el canto, para prepararnos y hacer el apostolado con todo el amor que Dios se merece. Amén.

Francesca Ancarola, Canto de Oración

He publicado anteriormente varios temas de Francesca Ancarola, pero no el álbum completo del cual los he tomado. Por ser una obra tan maravillosa y difícil de conseguir por acá se loc comparto completo. Es un disco grabado con gregorianos y que tiene una belleza tal que nos ayuda a contemplar rápidamente sin problemas. Sólo basta escuchar la primera de las canciones y sentirás el regocijo del espíritu.

Francesca Ancarola y los gregorianos sin duda, algo para recomendar.

Haz click aquí para descargar el disco completo

Tracklist

1.Gracias a Dios
2.El Alfarero
3.Ten piedad de mí
4.Señor, oye mi voz
5.El Magnificant
6.Pescador de hombres
7.Jesús estoy aquí
8.Alma de Cristo
9.Quédate conmigo
10.Yo volveré a cantar
11.Soneto al Crucificado
12.Oración simple

Como anhela la cierva, Jesús Sánchez

Este canto me lo solicitaron alguna vez para acompañar una aspersión. Es hermoso. “Como anhela la cierva”, del Salmo 41-42, con música de Jesús Sánchez.

Canta con júbilo

Canto pascual, de Erdozáin y Neander.

CANTA CON JUBILO

1.Canta con júbilo en este día de gracia;

canta con júbilo en esta fiesta de Pascua.

Resucitó, resucitó mi Señor, resucitó mi esperanza.

2.Brille tu lámpara, brille con fuerza tu llama;

cesen tus lágrimas al contemplar su mirada.

Resucitó, resucitó mi Señor, resucitó mi esperanza.

3.Canten los ángeles al que alegró la mañana;

suene la música al escuchar sus palabras.

Resucitó, resucitó mi Señor, resucitó ml esperanza.

Resucitó el Señor, Barja

Alegría, canto, eso es la pascua y se refleja en esta hermosa melodía que podrán escuchar con el Coro Euphonos. “Resucitó el Señor” es de Barja y les comparto la letra, el audio y la partitura. Vivamos la pascua como la fiesta de fiestas! Nuestro Señor resucitado vive y reina para siempre!

Haz click aqui para escuchar o descargar el mp3 de Resucitó el Señor

RESUCITO EL SEÑOR

Resucitó el Señor,

cantad, ¡aleluya, aleluya!

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

1.Gloria a ti, Cristo, venido del Padre, ¡aleluya!

2.Gloria a ti, Cristo, nacido de Maria, ¡aleluya!

3.Gloria a ti, Cristo, anunciado en el mundo,

4.Gloria a ti, Cristo, Señor resucitado,

¡ aleluya!¡ aleluya!

El mandato

Un canto cortito pero substancioso de la autoría de Cantalapiedra, “El mandato”

Os doy un mandato nuevo, que ois ameis como yo os he amado.

En la mañana de resurreccion, Erdozáin.

Buscando cantos para Pascua? Pues aquí tienes uno con una bella letra, como para cantarla en el Domingo de Resurrección. El canto se llama “En la mañana de Resurrección” y la letra y música son de Erdozáin.

En la mañana de Resurrección

caminan al sepulcro donde está el Redentor.

Se preguntan al marchar: ¿quién moverá,

quién abrirá la tumba donde está el Señor?

 

El Señor nuestro Dios resucitó, aleluia, aleluia, aleluia.

En la mañana de Resurrección

vivimos la esperanza de un futuro mejor. 

Ser testigos del Señor exige cambiar, exige luchar,luchar por un mundo de justicia y paz.

Notas pastorales para el Jueves Santo

Lo siguiente está tomado del Calendario Litúrgico Pastoral 2010, editado por Buena Prensa y hace referencia a la Liturgia del Jueves Santo. Es recomendable leerlo y adentrarnos en el contexto de la celebración, así no nos salimos de tono. Imagínate que en una Misa sobria cantes algo demasiado “alegre”, pues rompemos ese contexto sagrado y no acompañamos como debe ser la celebración. Así pues leamos.

NOTAS PASTORALES

1. Es conveniente insistir en que la celebración de la Misa del Jueves Santo es sólo la introducción a la celebración máxima de la Iglesia, el Triduo pascual.

2. Por eso es necesario presentar la celebración de la Misa vespertina del Jueves Santo con un cierto matiz de sobriedad; si se le da un relieve excesivo y un carácter demasiado festivo, resultará difícil que el conjunto del Triduo pascual manifieste su propia dinámica, que va de la austeridad a la alegría, de la muerte a la resurrección.

El color litúrgico para el Jueves Santo es el blanco y un dato: sabías que el último día de la cuaresma es precisamente el Jueves Santo. A partir de la misa vespertina de la cena del Señor ya estamos en la introducción del Triduo Pascual y la cuaresma finaliza.

« Older entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 141 seguidores